Prólogo la vida tiene seguir

Nunca creí que la novela la vida tiene que seguir la fuese a escribir por petición popular. No suelo ser partidario de segundas y mucho menos terceras partes. Con la noche de los gamusinos completé una historia que va de 1976 a 1980 y en ese punto la di por concluida. Lo que menos me esperaba es que muchas de aquellas personas se quedasen deseosas de saber qué más historias podrían vivir los miembros de la pandilla que nacieron con esa novela. Y como bien dije al principio, no me quedó más remedio que, por petición popular, cumplir con esos deseos. Así nace la vida tiene que seguir, que comienza en el mismo momento en que finaliza la noche de los gamusinos y se va a desarrollar en los años 1980 y 1981. Algunos personajes desaparecen, otros nuevos entran a formar parte de la pandilla, y juntos volverán a vivir situaciones que, como en la anterior, nos harán revivir grandes momentos de aquellos años ochenta.

Esta novela, quiero dedicársela a todas aquellas personas que después de leer la noche de los gamusinos, con su boca a boca, han conseguido que haya tenido la transcendencia que ha tenido y que, debido a su insistencia por saber más cosas de esta pandilla, haya nacido la vida tiene que seguir.

Un abrazo muy fuerte para todos esos lectores y mil gracias.

No se admiten más comentarios